Oswaldo Delgado

Nació en La Guaira el 29 de septiembre de 1950.

En ese lugar formó parte de distintas agrupaciones locales, como el grupo Gaiteros de Vilachá, el quinteto Los Nogger´s, hasta finalmente ubicarse en la música caribeña formando parte del Supercombo Los Tremendos, que contaba con figuras como Jesús “Chuíto” Narváez, quien sería luego pianista de la Dimensión Latina.  Así, este artista venezolano se paseó por la gaita y el pop, antes de llegar a su verdadera vocación: la música caribeña, género que le valdría su ingreso a la Orquesta Los Melódicos, y más tarde a la Billo´s Caracas Boys. Algunos de sus éxitos más sonados de estos años son: Las mujeres de mala conciencia, El Coquero, La Salsa es un Son, Magallanes y Susana, Mi novia de Naiguatá, Nunca es tarde para amar, entre otros.

Luego de su paso por estas orquestas tuvo la oportunidad de intervenir en producciones discográficas de corte institucional como productor y cantante; tal es el caso del LP La Guaira 400 años donde alterna con figuras de la talla de Alfredo Sadel y Héctor Cabrera; y el álbum Todos somos el Béisbol de la orquesta Tatoo Band, donde interpreta el tema dedicado a los Tiburones de La Guaira por ser gran fanático de esa organización.

En los últimos años antes del nacimiento de la orquesta, realizo presentaciones especiales en Venezuela y varios países de Latinoamérica con otros cantantes que hicieron y siguen haciendo historia como Memo Morales, Ely Méndez, Gustavo Farrera, Verónica Rey, Doris Salas y Perucho Navarro.

Reseñas de los Cantantes